Archivo por meses: Marzo 2015

ESPALDA, 4 CONSEJOS BÁSICOS PARA EVITAR EL DOLOR

Ignacio NájeraLa espalda es el armazón de nuestro cuerpo y  de su buen estado va a depender nuestra salud y bienestar por lo que debemos invertir un poco de tiempo y de cuidado para su correcto mantenimiento. A continuación os dejo unas breves pautas de comportamiento que os ayudarán a conseguirlo: 

1)   Desarrollar la musculatura de la espalda es la mejor prevención para evitar entre otros el dolor de espalda.  Lo ideal sería practicar preferentemente deportes no violentos en especial para la espalda, como el pilates, el yoga o la natación. Caminar  a paso ligero sin llegar a trotar es muy bueno para desarrollar la musculatura de todo el cuerpo, incluida la espalda. Correr puede no ser recomendable porque los saltos que conlleva podrían castigar además de las articulaciones de las miembros inferiores los discos intervertebrales lo que a la larga se podría traducir en molestias y patologias más o menos graves. 

2)    Mantener posturas correctas.#Dolor de espalda

  1. Al sentarse hay que utilizar, en lo posible,  asientos  ergonómicos. Para ello, hay que centrar la fuerza en la zona lumbar y enderezar la columna.
  2. Al andar hay que hacerlo erguido para evitar la frecuente «joroba».
  3. Al agacharse para coger algo, es aconsejable  flexionar las rodillas y no doblar la espina dorsal.

3)      Utilizar un colchón normal tirando a rígido, nunca un colchón blando porque no favorece que la espalda descanse en posición recta.

4)      Mantenerse delgado es fundamental para la salud en general y en particular para evitar el dolor de esplada porque el sobrepeso comprime los discos intervertebrales, favoreciendo la aparción de hernias y otras patologías.

En cualquier caso, debe consultar con su médico de cabecera o traumatólogo.

Ignacio Nájera García-Segovia                                                                                                                   Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

 

 

 

ESGUINCE DE TOBILLO 3 CONSEJOS BÁSICOS PARA EVITARLO

Ignacio Nájera

El esguince de tobillo se produce normalmente por  torcedura en inversión, es decir, cuando queda la planta del pie hacia dentro, produciéndose la lesión por excesiva elongación de los ligamentos externos del pie.

Es una lesión muy frecuente en corredores y a su vez muy fácil de prevenir si  se siguen los tres consejos siguientes:

1.- Fortalece tus tobillos en el gimnasio: para evitar un esquince, antes de  realizar una actividad física es imprescindible realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento.#Esguince de tobillo

2.- Evita las superficies irregulares:

    • Superficies rocosas,
    • Zonas donde hay raíces de árboles
    • Superficies arenosas. Correr sobre arena seca sin estar preparado muscularmente puede dañar tus tobillos más allá de una torcedura.

3.- Elige cuidadosamente tus zapatillas:

    • Siempre debes probar el calzado con ambos pies antes de comprarlo.
    • El calzado debe ser envolvente para que sujete bien el pie y éste no se desplace libremente en su interior y se favorezcan los esquinces. EL contrafuerte (la parte que envuelve el talón por detrás) debe ser alto y sólido.
    • El calzado debe de tener una buena absorción de impacto.
    • Átate bien los cordones: te ayudará a que el pie esté más estable. Pero no los ates demasiado… contrae los dedos del pie hacia atrás y luego ata los cordones. Cuando termines afloja tus dedos nuevamente. Esto permitirá que no te apriete de más la zapatilla ya que puede causar hormigueo y roce con la costura del calzado.

Confio en que si sigues estas breves recomendaciones, tu actividad deportiva sea más placentera y sobre todo que po lo menos evites  el incomodo y recurrente esguince de tobillo.

En cualquier caso, debes consultar con tu médico de cabecera o traumatólogo.

Ignacio Nájera García-Segovia                                                                                                                  Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

 

 

PIES, 3 RAZONES PARA REVISARSELOS UNA VEZ AL AÑO

Ignacio NájeraEL cuerpo humano, al igual que los  antiguos templos, está diseñado para soportar presiones que en última instancia descansan sobre los dos arcos del pie: el arco longitudinal interno y el menos conocido arco transverso. Estos arcos, a su vez, se componen de unas sutiles dovelas (escafoides, cuñas etc.) que se ajustan con enorme precisión. Cualquier desajuste en este maravilloso y sutil mecanismo hace que se resienta todo “el edificio”.

examen de piePor ello es aconsejable revisar con regularidad los “cimientos” de nuestra “casa”, es decir, nuestros pies. Una mala estructuración de los pies puede  acarrear multitud de complicaciones:

  1. Transtornos en los huesos y articulaciones de las piernas, que van desde problemas de rodilla (condromalacias…), tobillo o cadera, desencadenando o agravando dolorosos procesos degenerativos.
  2. Problemas de espalda desde lumbalgias a desviaciones de columna.
  3. El dolor de pies impide la vida sana (andar, correr, hacer deporte), la vida social (salir, divertirse, bailar…) y la vida laboral.

Si sus pies se deterioran toda su vida se resiente. ¡Cuidelos y hágase una revisión todos los años!

En cualquier caso, debe consultar con su médico de cabecera o traumatólogo.

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.