Archivo por meses: Abril 2015

PLANTILLAS ORTOPÉDICAS, PAUTAS PARA SU CORRECTO USO

la foto¿Para qué sirven las plantillas? 

Las plantillas ortopédicas o soportes plantares son el dispositivo ortopédico que aplicado en la planta del pie corrige o compensa la posición del mismo, normalizando su posición y regulando su movimiento durante las diferentes fases de la marcha. Además nos va a generar una correcta redistribución de las presiones plantares evitando los puntos de híper presión o dolorosos.   

plantillasCómo usarlas?

  • Consulte con el técnico el calzado más idóneo para las plantillas. Un buen profesional siempre aclarará sus dudas y le ayudará a elegir el mejor calzado en función del tipo de plantillas que se le hayan realizado.
  • Evitar siempre calzados con la horma excesivamente estrecha por motivos obvios.
  • Evitar calzado excesivamente grande, pues de un modo inconsciente se “agarra” uno al zapato, Además, como el pie se mueve dentro los zapato, es muy posible que los apoyos de las plantillas caigan fuera de su sitio.
  • No comprar calzado con correcciones que vengan de fábrica que aunque normalmente suelen ser insuficientes, añadidas a nuestras plantillas, pueden hacer que ésta quede híper corregida y resulte molesta para el paciente.

Normalmente, siguiendo estas pautas, la plantillas quedarán bien y el paciente satisfecho, pero aun así siempre trataremos de que las plantillas puedan ser corregidas si fuese necesario.

Jesús Rodríguez Leganés

Técnico Ortopédico. Orto-Center, S.L.

https://es.linkedin.com/pub/ignacio-nájera/28/822/669

ESGUINCE DE TOBILLO, PAUTAS PARA RECUPERARSE

Ignacio NájeraEs el médico el que debe diagnosticar un esquince de tobillo  y prescribir el correspondiente tratamiento, pero hay una serie de consejos generales aplicables a cualquier tipo de esguince, independientemente de su gravedad, que exponemos a continuación:

 1.    ACUDIR AL MÉDICO

Es necesario asegurarse de que se trata de un verdadero esguince y determinar su gravedad. En el esguince de tipo I no existe rotura del ligamento, en el esguince de tipo II y en el de tipo III sí. El médico debe ser además quien determine si hay que llevar algún tipo ortesis, tomar o no medicación y si se debe acudir al fisioterapeuta.

 2.    GUARDAR REPOSO…PERO NO PARA SIEMPRE

Al principio es fundamental para acelerar la curación pero en poco tiempo deben practicarse determinados ejercicios de rehabilitación, que acelerarán la curación y facilitarán la prevención.

 3.    APLICAR FRÍO SOBRE LA ZONA INFLAMADA

El frío es un eficiente antiinflamatorio. Toda la vida se aplicó la bolsa de hielo. Hoy en día es más recomendable la bolsa de gel que se mete en el congelador y luego se aplica a la zona inflamada:

    • Porque no quema la piel y el hielo sí.
    • Porque el frío dura más ya que no hay agua que se funda.
    • La bolsa de gel es fácilmente reutilizable; basta con volverla a meter una hora en la nevera.
    • El gel, al ser más maleable que el hielo, se adapta mejor a la anatomía del tobillo.

 4.    MANTENER EL TOBILLO ELEVADO POR ENCIMA DEL NIVEL DEL CORAZÓN

Lo ideal es tumbarse en la cama y mantener el pie en alto poniendo almohadones debajo. De esta manera se facilita el drenaje del edema producido por la lesión. Estar sentado con la pierna en alto es menos efectivo a la hora de facilitar la circulación de retorno del tobillo al corazón.

5.    UTLIZAR VENDAJE COMPRESIVO SEGÚN INDICACIONES DEL MÉDICO

Las tobilleras elásticas o vendajes activos deben ser utilizados por un tiempo limitado (48 horas por ejemplo) y según las indicaciones del médico. La razón es que estas tobilleras inhiben la musculatura,( tan necesaria para prevenir futuras lesiones o recaídas.) y empeoran la propiocepción del paciente.

#esquince

#esquince

Indicado para tratar la fase  aguda de las lesiones de tobillo. Por dentro lleva unas bolsas de gel para tratar la inflamación.

 

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

https://es.linkedin.com/pub/ignacio-nájera/28/822/669

DEPORTE SALUDABLE, CÓMO CONSEGUIRLO

Ignacio NájeraEs  una cuestión indiscutible que la práctica de alguna disciplina deportiva redunda en general en beneficio de nuestra salud, ahora bien de cómo se lleve a cabo va a  depender que esa práctica sea realmente beneficiosa o que incluso pueda llegar a ser contraproducente. A continuación os dejo una serie de consejos que os ayudarán a hacer deporte con salud.

 COMO HACER DEL DEPORTE UNA ACTIVIDAD SALUDABLE Es una cuestión indiscutible que la práctica de alguna disciplina deportiva redunda en general en beneficio de nuestra salud, ahora bien de cómo se lleve a cabo va a depender que esa práctica sea realmente beneficiosa o que incluso pueda llegar a ser contraproducente. A continuación os dejo una serie de consejos que os ayudarán a hacer deporte con salud. 1) El deporte debe practicarse con regularidad: a. una actividad suave a diario, como por ejemplo caminar 30 minutos o b. una actividad intensa dos o tres veces por semana, como un partido de baloncesto. Lo que no es muy adecuado es llevar una vida totalmente sedentaria y un domingo pegarle un susto al cuerpo. 2) Hay que calentarlos músculos antes de hacer deporte y estirarlos después. Con ello se previenen lesiones tales como tendinitis, dolores etc. 3) No forzar el cuerpo: hay que empezar con suavidad y aumentar el ritmo poco a poco; no querer el primer día buscar tus límites. 4) Antes y después hay que hidratarse bien: lo que significa no sólo reponer agua sino también sales. En este sentido las bebidas isotónicas con recomendables. 5) Alimentarse bien a. De manera adecuada al deporte que se va a practicar. No es lo mismo jugar al golf que esquiar. b. De manera adecuada a la intensidad: no es lo mismo hacer marcha 40 minutos que correr una maratón. 6) Escoger bien el deporte; es decir que esté bien adaptado a la propia constitución física de uno. 7) Seguir todos estos consejos, guiados por especialistas o iniciados: médicos del deporte, deportistas experimentados, etc. Para finalizar hay que decir que unos deportes son más sanos que otros y todos tienen sus pros y contras…pero eso será materia para otros artículos. En cualquier caso, debe consultar con su médico de cabecera o traumatólogo.1)      El deporte debe practicarse con regularidad:

  • una actividad suave a diario, como por ejemplo caminar 30 minutos o
  • una actividad intensa dos o tres veces por semana, como un partido de baloncesto.

Lo que no es muy adecuado es llevar una vida totalmente sedentaria y un domingo pegarle un susto al cuerpo.

2)      Hay que calentarlos músculos antes de hacer deporte y estirarlos después. Con ello se previenen lesiones tales como tendinitis, dolores etc.

3)      No hay que forzar el cuerpo: hay que empezar con suavidad y aumentar el ritmo poco a poco; no querer el primer día buscar tus límites.

4)      Antes y después de hacer deporte hay que hidratarse bien: lo que significa no sólo reponer agua sino también sales. En este sentido las bebidas isotónicas con recomendables.

5)     Hay que Alimentarse bien

      • De manera adecuada al deporte que se va a practicar. No es lo mismo jugar al golf que esquiar.
      • De manera adecuada a la intensidad: no es lo mismo hacer marcha 40 minutos que correr una maratón.

6)     Debemos escoger bien el deporte; es decir que esté bien adaptado a la propia constitución física de  uno.

7)      Seguir todos estos consejos, guiados por especialistas o iniciados: médicos del deporte, deportistas experimentados, etc.

Para finalizar hay que decir que unos deportes son más sanos que otros y todos tienen sus pros y contras…pero eso será materia para otros artículos.

En cualquier caso, debe consultar con su médico de cabecera o traumatólogo.

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

 

 

SILLA DE RUEDAS ¿CÓMO ELEGIR LA MÁS ADECUADA?

Raúl

A la hora de elegir una silla de ruedas de uso común, tanto geriatrica como postoperatoria o una que combine ambas carácteristicas conviene  que tengamos en cuenta los siguientes criterios:

  • #silla de ruedasEl tipo de rueda
  • El material del que está hecha.
  • El ancho del asiento y por tanto de la silla.
  • Lugar de fabricación
  • La comodidad

El tipo de rueda

Es el factor fundamental: si la persona se puede autopropulsar, es decir, si tiene fuerzas en los brazos para poder desplazarse a sí mismo sin necesidad de la ayuda de un tercero. En ese caso la elección será sin duda la rueda trasera grande, en caso contrario, elegiremos la rueda trasera pequeña. El ancho total de la silla con la rueda trasera pequeña (normalmente 350mm.) es unos 5 cms menor con respecto a la rueda trasera grande (600 mm.).

El material: acero o aluminio

Estos materiales se encuentran principalmente en el chasis y en la cruceta (sistema que hace posible que se pliegue la silla de ruedas).

Las sillas de ruedas de acero pueden pesar aproximadamente 4 kilos más que las de aluminio. Las de aluminio son menos económicas pero merece la pena adquirirlas porque pesan menos. Además es especialmente importante que la Horquilla sea también de aluminio porque es un punto bastante susceptible de recibir golpes. Muchas sillas con horquillas de plástico suelen dar problemas

El ancho del asiento 

El tercer punto a estudiar es el ancho que vamos a necesitar en nuestra silla de ruedas, así, para personas muy delgadas (hasta los 55-60 kg de peso) encontraremos que la medida más adecuada es de 40 cm, si el peso ronda los 60-75 kg nos decantaremos por los 44 cm y si superamos este peso de 48 en adelante. Sea como sea éstos son parámetros de elección bastante genéricos puesto que habría que valorar otros aspectos como hemos indicado en la introducción.

Procedencia y calidad 

Las sillas de ruedas más económicas suelen tener un nivel de calidad inferior. Su procedencia suele ser China y a pesar de ser productos totalmente garantizados, tienen una vida útil menor. En el mundo sanitario, existe una corriente cada vez mayor tendente a utilizar productos contrastados con controles de fabricación exhaustivos y fabricados en Europa o con controles de calidad y estándares europeos.

Comodidad de la silla

Si el usuario de la silla de ruedas va a pasar bastantes horas sentado en ella, es totalmente recomendable que se adquiera junto con la silla de ruedas un cojín antiescaras para que no se produzcan úlceras por presión. Y tener mayor confort.

  • El reposabrazos debe ser extraíble y abatible para facilitar las transferencias (al coche al baño…) y debe ser regulable en altura para lograr la mayor comodidad  del paciente.
  • Ruedas traseras extraíbles. De esta forma la silla nos ocupará muy poco espacio en nuestro coche..
  • Tapizados traspirables y suficientemente acolchados.

Como último consejo, aunque recomendamos las sillas de ruedas de aluminio, desconfíe de aquellas que pesen muy poco porque incorporan demasiadas partes de plástico; en muy poco tiempo surgen holguras entre los componentes, dificultando su manejo.

Raúl Alonso Fernández. Técnico ortoprotèsico