Archivo por meses: febrero 2018

El pulgar del esquiador

 

En estas fechas invernales son miles de personas las que se divierten deslizándose por las pistas de esquí que se extienden a lo largo y ancho de la geografía nacional. Por desgracia no son raras las lesiones provocadas por las caídas. Una de las lesiones más frecuentes es la hiper abducción del pulgar, es decir la separación forzada del pulgar respecto del resto de la mano, en lo que se llama comúnmente como pulgar del esquiador. Esta lesión supone el 60% de las lesiones de mano en esquiadores y casi el 20% de las lesiones totales.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA HIPER ABDUCCIÓN DEL PULGAR

Cuando un esquiador se cae, al igual que en otros tipos de accidentes, tiene el acto reflejo de poner las manos en el suelo para proteger la cara del golpe. Lo que ocurre es que como los bastones suelen ir atados a la mano por una correa, el pulgar suele quedar enganchado a la empuñadura, mientras que el resto de los dedos se abre en la dirección contraria, lo que sumada la energía cinética de la velocidad, ejerce una gran fuerza de palanca llegando a romper el ligamento de la base del pulgar.

El esquiador suele notar un chasquido acompañado de un dolor agudo y tumefacción. No es infrecuente que pueda esquiar unas horas más, eso si, con importantes molestias. Esta lesión afecta a la estabilidad del pulgar y le impide hacer pinza con el índice, que es una maniobra muy útil en las actividades diarias, como extraer un archivo de un armario etc. Esta lesión, también llamada del guardabosques es típica de otros deportes como el Kárate, balón mano y demás actividades en las que pueda producirse esta hiper abducción.

TRATAMIENTO DEL PULGAR DEL ESQUIADOR

  • Si sólo se trata de un esguince, la inmovilización del pulgar mediante una ortesis, sería suficiente para que el problema se resolviese. En los casos más leves bastará con 4 o 5 días.
  • Pero si el ligamento se arranca de su inserción en la base de la 1º falange del pulgar, es necesaria una intervención quirúrgica para reinsertar el ligamento en el hueso. Tras la cirugía es necesaria inmovilización con escayola y posteriormente el uso de una ortesis para inmovilizar el pulgar.
  • Existen también ejercicios de fisioterapia que aceleran la recuperación.

 

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

Osteoporosis para no iniciados

 

Existen muchas definiciones de  osteoporosis, pero podemos decir, sin riesgo a equivocarnos, que es una enfermedad, cuyo inicio suele ser asintomático, que  priva paulatinamente a los huesos de nuestro esqueleto de su masa ósea, disminuyendo gradualmente su resistencia ósea y  aumentando por tanto el riesgo de sufrir fracturas. Su abordaje, en principio, es Preventivo y consistiría en adoptar una dieta equilibrada con aporte de calcio y vitamina D, una exposición moderada al sol, la práctica de ejercicio físico y evitar el alcohol y el tabaco. Pero en ocasiones será necesario un tratamiento farmacológico e incluso ortopédico reparador. 

Ignacio Nájera. Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid