Archivo de la categoría: plantilla

SI JUEGAS AL FÚTBOL, AL TENIS, AL BALONCETO O AL GOLF…TEN CUIDADO CON TUS SESAMOIDEOS

¿QUÉ SON?

Un hueso sesamoideo es un hueso incrustado en un tendón. En el pie normal, los huesos sesamoideos son dos huesos en forma de media luna que se localizan en la región metatarsiana, debajo de la articulación del dedo gordo. El sesamoideo interior o medial se denomina tibial y el exterior o lateral se conoce como peroneal.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

  • Durante la fase de propulsión de la pisada, cuando sólo tocan el suelo los dedos del pie, y el talón está levantado, los sesamoideos funcionan como una polea para los tendones, ayudando al dedo gordo a ejercer su función de palanca. 
  • Los huesos sesamoideos son unos cojinetes que ayudan a soportar la presión que se ejerce sobre el primer metatarsiano al caminar, correr y saltar.

CAUSA DE LAS SESAMOIDITIS

La sesamoiditis se puede producir por:

  • Actividades de impacto en la región metatarsiana, como correr, jugar baloncesto, fútbol, golf, tenis y ballet. 
  • Es frecuente en las personas con juanetes o con rotación interna del primer metatarsiano.
  • El uso frecuente de zapatos de tacón alto puede causar sesamoiditis.
  • La falta grasa en la almohadilla plantar priva a esa zona anatómica de una deseable amortiguación.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

La sesamoiditis. Es una inflamación crónica en los huesos sesamoideos y los tendones implicados con dichos huesos. A menudo, se manifiesta con un dolor sordo y largo debajo de la articulación del dedo gordo. El dolor aparece y desaparece y ocurre generalmente con ciertos zapatos o ciertas actividades.

El diagnóstico corresponde en todo caso al especialista.

TRATAMIENTO

El tratamiento no quirúrgico incluye desde antiinflamatorios, fisioterapia o ultrasonidos.

Las plantillas ortopédicas son un medio eficaz para descargar la presión en la articulación del dedo gordo del pie y por ende en los sesamoideos, aliviando y/o eliminando el dolor.

Los zapatos con suela delgada y dura pueden exacerbar esta patología. Normalmente evitar su uso elimina o mejora el dolor.

¿CÓMO PREVENIR EL PIE PLANO DE MI HIJ@?

¿QUÉ ES UN PIE PLANO?

Básicamente, en un pie plano se observa una mala colocación de los huesos del pie:

  • El calcáneo (talón se vuelca hacia dentro)
  • El arco interno se cae, de modo que la cabeza del astrágalo, el maléolo tibial y el escafoides se van hacia el suelo.

En este proceso puede jugar un papel importante un insuficiente desarrollo de los músculos del pie y un calzado inadecuado.

¿CÓMO SE PREVIENE?

Para prevenir la aparición del pie plano en los niños es preciso dos cosas:

-Potenciar aquellos deportes o ejercicios que potencien los músculos del pie, tal como andar de puntillas, andar sobre los talones, coger un lápiz con los dedos del pie etc.

-Proporcionar al niño desde el principio un calzado adecuado que favorezca un correcto funcionamiento de las articulaciones del pie.

  • El contrafuerte del zapato (la parte de detrás del talón) ha de ser rígido para que esté sujeto.
  • La parte delantera del calzado ha de ser flexible para favorecer la articulación metatarso-falángica.
  • El zapato ha de ser lo suficientemente holgado para favorecer el desarrollo de los dedos.

MI MANERA DE GASTAR EL CALZADO. ¿ES NORMAL?

Mucha gente viene preocupada a nuestra consulta comentando que gastan la parte externa de los tacones del zapato y se preguntan si eso es normal.

La respuesta se encuentra en la evolución de las especies. Nos explicamos:

Cuando los antecesores del ser humano pasaron de ser cuadrúpedos a bípedos, se encontraron con que con esta postura ganaban campo de visión pero perdían equilibrio y una de las respuestas evolutivas para ganar estabilidad consistió en caminar con las caderas ligeramente rotadas hacia afuera. De esta manera, al andar con los pies hacia afuera se gana superficie de sustentación y con ello se pierde menos el equilibrio. Por tanto los seres humanos que andaban a las diez menos diez tenían mejor índice de supervivencia que los que andaban a las doce en punto.

La gran mayoría de la gente camina con los pies ligeramente rotados hacia afuera y ello hace que el apoyar el talón la parte del zapato que impacta primero en el suelo sea el tacón externo. Por tanto es lógico que se gasten más por esa zona.

CUANDO UNAS PLANTILLAS ORTOPÉDICAS SALVARON LA CARRERA DE RAFA NADAL

En 2005 Rafa Nadal sufrió una lesión en su pie izquierdo que estuvo a punto de retirarle de los circuitos del tenis. ¿Qué fue lo que ocurrió? Se trataba de una rara enfermedad que se gesta en la niñez y que afecta al hueso escafoides: la enfermedad de Muller-Weiss.

¿QUÉ ES EL ESCAFOIDES? ¿QUÉ LE PASÓ A RAFA NADAL?

El arco del pie, al igual que los arcos romanos, tiene dovelas que lo conforman, y el escafoides es precisamente la dovela clave, es decir aquella sobre la que apoyan las demás. Si falla el escafoides el arco del pie colapsa.

Si por alguna razón el escafoides es más blando que los huesos que lo rodean (mal riego sanguíneo, retraso en la mineralización…), la presión de los huesos vecinos (astrágalo y cuñas) termina deformándolo y se hace doloroso. Eso es lo que le pasó a Rafa Nadal, no podía jugar al tenis del dolor.

SOLUCIÓN: PLANTILLAS

Si el escafoides falla, habrá que apuntalarlo con una buena plantilla a medida. Así es como Rafa Nadal pudo volver  a los circuitos.

Fracturas de estrés

Hace unos días venía a la ortopedia una señora para hacerse unas plantillas. La señora se quejaba de que tenía una fractura en el dedo pequeño del pie derecho. La experiencia nos muestra que estas fracturas del dedo pequeño del pie suelen responder a un pie inestable. 

Así se lo hice saber a la señora. Recuerdo que cuando le saqué la pedigrafía me encontré con la siguiente huella: 

Si observamos este pie sólo vemos dos puntos de apoyo. Eso hace que el pie bascule hacia los dos lados provocando sobrecargas continuas en los dedos más externos: el primero (el gordo) y el quinto. Pero el que suele fracturarse es el más vulnerable, es decir el pequeño. 

 Una huella normal como la siguiente presenta 3 puntos de apoyo. 

Este pie no se va hacia los lados y por tanto no presenta este problema. Si su huella no es como esta, una plantilla la corrige para que Vd. pise de una manera adecuada.

 Consulte con su especialista.

Ignacio Nájera

Gerente de Ortocenter