Archivo de la categoría: Extremidad superior

El pulgar del esquiador

 

En estas fechas invernales son miles de personas las que se divierten deslizándose por las pistas de esquí que se extienden a lo largo y ancho de la geografía nacional. Por desgracia no son raras las lesiones provocadas por las caídas. Una de las lesiones más frecuentes es la hiper abducción del pulgar, es decir la separación forzada del pulgar respecto del resto de la mano, en lo que se llama comúnmente como pulgar del esquiador. Esta lesión supone el 60% de las lesiones de mano en esquiadores y casi el 20% de las lesiones totales.

CAUSAS Y CONSECUENCIAS DE LA HIPER ABDUCCIÓN DEL PULGAR

Cuando un esquiador se cae, al igual que en otros tipos de accidentes, tiene el acto reflejo de poner las manos en el suelo para proteger la cara del golpe. Lo que ocurre es que como los bastones suelen ir atados a la mano por una correa, el pulgar suele quedar enganchado a la empuñadura, mientras que el resto de los dedos se abre en la dirección contraria, lo que sumada la energía cinética de la velocidad, ejerce una gran fuerza de palanca llegando a romper el ligamento de la base del pulgar.

El esquiador suele notar un chasquido acompañado de un dolor agudo y tumefacción. No es infrecuente que pueda esquiar unas horas más, eso si, con importantes molestias. Esta lesión afecta a la estabilidad del pulgar y le impide hacer pinza con el índice, que es una maniobra muy útil en las actividades diarias, como extraer un archivo de un armario etc. Esta lesión, también llamada del guardabosques es típica de otros deportes como el Kárate, balón mano y demás actividades en las que pueda producirse esta hiper abducción.

TRATAMIENTO DEL PULGAR DEL ESQUIADOR

  • Si sólo se trata de un esguince, la inmovilización del pulgar mediante una ortesis, sería suficiente para que el problema se resolviese. En los casos más leves bastará con 4 o 5 días.
  • Pero si el ligamento se arranca de su inserción en la base de la 1º falange del pulgar, es necesaria una intervención quirúrgica para reinsertar el ligamento en el hueso. Tras la cirugía es necesaria inmovilización con escayola y posteriormente el uso de una ortesis para inmovilizar el pulgar.
  • Existen también ejercicios de fisioterapia que aceleran la recuperación.

 

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

Todo sobre el codo de tenista en 2 minutos

 

Este video es de carácter meramente divulgativo. Si tiene alguna duda, no deje de consultar a su médico de familia o a su traumatólogo y si precisa de algún tipo de órtesis  acuda a una ortopedia.

Ignacio Nájera. Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

 

Sindrome del túnel Carpiano: causas y tratamiento

 

¿Tienes hormigueo en la mano, se te duerme, estás perdiendo sensibilidad? Si la respuesta es afirmativa puede que te encuentres entre el 6% de mujeres o el 2% de hombres maduros que padecen el síndrome del túnel carpiano. Esta patología puede provocar entumecimiento, hormigueo, debilidad, o daño muscular en la mano y dedos.

¿En que consiste el síndrome del túnel carpiano?

  • El nervio mediano permite la sensibilidad y el movimiento al lado de la mano en el que se encuentra el dedo pulgar y la zona de la imagen marcada en azul.
  • Cuando este nervio se comprime a nivel de la muñeca puede provocar entumecimiento  e incluso dolor.

Imagen tomada de https://medlineplus.gov

Causas del síndrome del túnel carpiano

La zona, en la muñeca, donde el nervio entra en la mano se llama túnel carpiano. Este normalmente es angosto, y por ello:

  • Cualquier inflamación puede pellizcar al nervio y causar dolor, entumecimiento, hormigueo o debilidad.
  • Las personas que nacieron con un túnel carpiano pequeño sin más proclives a sufrir esta patología.
  • El síndrome del túnel carpiano también puede ser causado por hacer el mismo movimiento de la mano y la muñeca una y otra vez.
  • El uso de herramientas manuales, como martillos neumáticos que vibran también puede llevar a este síndrome.
  • La retención de líquidos durante el embarazo.
  • El dolor nocturno también puede surgir por dormir con la muñeca en una posición sostenida de flexión, lo que puede pellizcar e el nervio mediano.

Evolución de los síntomas

  • Primera etapa: sólo entumecimiento o adormecimiento durante la noche y la primera hora después de despertar.
  • Segunda etapa: pérdida de la sensibilidad durante el día.
  • En etapas avanzadas del Síndrome del túnel del Carpo, la irritación del nervio mediano causa dolor en la muñeca y el antebrazo.
  • Con el tiempo se vuelve difícil coger objetos, coser, cerrar el puño… y hay un debilitamiento de los músculos de la mano. Es posible que la persona afectada tenga dificultad para dormir por la noche y se despierte con dolor y hormigueo.

¿Hay casos de falso síndrome de túnel carpiano?

  • La respuesta es sí. Cuando existe pinzamiento cervical, pueden aparecer síntomas muy parecidos a los del STC, pero existe una sencilla prueba que podemos realizar en casa para auto hacer un auto diagnóstico.
  • Sólo hay que apoyar la mano en la pared o en una mesa formando un ángulo de 90 grados como se ilustra en la imagen.
  • Si a los 15 o 20 segundos tenemos un dolor o molestia inaguantable, estamos ante un caso de STC. Si conseguimos aguantar más de un minuto sin dolor, el problema es cervical. Esta distinción es importante porque según varíe el diagnóstico también lo hará el tratamiento. 

Tratamiento

  • Es importante evitar o disminuir en lo posible las actividades que exacerben los síntomas. Por ejemplo, utilizar un cojín para el teclado mejora el ángulo de la muñeca.
  • Si los síntomas se producen por la noche, se recomienda el uso de una férula de muñeca para mantenerla en posición neutra, evitando la compresión del túnel.
  • La fisioterapia puede ser útil para mejorar la movilidad de los tejidos blandos, disminuir la compresión del nervio y restaurar y estimular la fuerza muscular.
  • En la imagen se muestra una muñequera inmovilizadora nocturna para el tratamiento del síndrome del túnel carpiano.

Este artículo es meramente divulgativo. Si tiene alguna duda, acuda a su médico de familia o a su  traumatólogo

Ignacio Nájera García-Segovia.  Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

 

ORTESIS DE MIEMBRO SUPERIOR ¿ADIOS A LA ESCAYOLA?

TRATAMIENTO ORTÉSICO DE LA OSTEOPOROSIS

Veíamos en artículos anteriores, que la mayor parte de las fracturas producidas por osteoporosis afectan a la cadera, la columna y la muñeca. Por eso, en esta ocasión, vamos a ver lo que las ortesis pueden hacer por est@s pacientes.

 

LAS FRACTURAS DE CADERA

Cuando la cadera se fractura, la solución suele ser la cirugía para poner una prótesis. Las ortesis no se suelen utilizar salvo que haya que limitar el movimiento de la cadera en el post operatorio y evitar que se luxe, pero eso no es objeto de este artículo.

LAS FRACTURAS  DE MUÑECA/ BRAZO

Cuando el miembro superior se fractura, debe ser inmovilizado para favorecer la correcta soldadura del o de los huesos. Tradicionalmente se han utilízalo las férulas de escayola, que son gratuitas y eficaces. Sin embargo la inmovilización con escayola presenta inconvenientes a largo plazo, por eso desde hace ya más de tres décadas se emplean férulas de brazo en termoplástico, como complemento a la escayola. Estas férulas, también llamados “braces” o yesos funcionales, están indicados para:

  • Tratamiento post-quirúrgico de las fracturas, es decir, después de colocar tornillos u otros ingenios, con el fin de estabilizar la zona intervenida.
  • Control de la inestabilidad del foco de fracturas durante el proceso de consolidación. Es decir, después de llevar unos meses la escayola y cuando ya ha empezado a formar cayo, se sustituye la escayola por el brace de termoplástico a fin de mejorar la calidad de vida del paciente.

Los braces de termoplástico mejoran mucho la calidad de vida del paciente porque:

  • Son ligeros como la escayola pero a diferencia de ésta son mucho más resistentes y no se rompen en caso de golpe.
  • No se deterioran con el agua o la humedad y por tanto son compatibles con el baño lúdico en piscina o playa.
  • Se pueden quitar y poner y por tanto permiten ducharse y lavar el miembro inmovilizado y, cuestión nada baladí, rascarse si llegase el caso.
  • Cuando el médico lo autoriza también pueden quitarse por la noche y permiten dormir sin ellas.

Con el fin de abaratar el coste de estas órtesis se producen en serie con  tamaños estándar. No obstante, en algunos casos hay pacientes que requieren su fabricación a medida, por diversas circunstancias tales como miembros muy gruesos, inflamados etc.

En cualquier caso es el médico el que debe decidir si el paciente puede beneficiarse de esta cómoda órtesis o debe seguir con la humilde y tradicional escayola.

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de Ortopedia Orto-Center