Archivo de la categoría: Espalda

El ataque de lumbago

¿QUÉ ES?

El lumbago es un dolor de espalda localizado en la zona de las lumbares que proviene de las  vértebras, músculos, ligamentos o nervios de la zona. Si el dolor no es de origen músculo esquelético (parto, piedras en el riñón, tumores etc.) no  podemos hablar de lumbago.

PREVALENCIA

Es un síntoma muy frecuente, que padecen el 70% de las personas en algún momento de su vida. La mayoría de los casos se resuelven de forma natural y sólo una pequeña parte (7% de los casos) desarrolla dolor crónico. 

CAUSAS 

En la mayoría de los casos la causa es una tensión muy brusca o muy prolongada de la musculatura lumbar que causa una contractura de la misma, debido a:

  • Malas posturas prolongadas en el trabajo, en el sofá, asientos inadecuados, muchas horas de pie…
  • Esfuerzos y sobrecargas (levantando pesos, típico de las mudanzas…)
  • El estrés y la ansiedad.
  • La mala forma física potencia todo lo anterior.

SÍNTOMAS

Los síntomas son los típicos de las contracturas, que cursan con dolor intenso y rigidez. Dolor que se agudiza con el movimiento.

TRATAMIENTO

El dolor se palia con analgésicos y/o relajantes musculares, según el criterio del especialista.Generalmente el reposo tumbado boca arriba con las rodillas flexionadas es útil los dos o tres primeros días. La razón es que esta postura suaviza la lordosis lumbar (pone la columna más recta) y per se alivia el dolor.

Más allá de este reposo inicial, la vida activa y el movimiento acelera la recuperación.

Ignacio Nájera

Gerente de Ortocenter

El ataque de ciática

CAUSAS

El dolor de ciática es, después del lumbago, uno de los más frecuentes. Sucede cuando se comprimen las raíces nerviosas del nervio ciático, (por hernia discal, estenosis de canal u otro motivo) que comienza en la columna vertebral y se extiende hacia las piernas, donde se divide en dos ramas que continúan hasta los pies. El nervio ciático es el más largo y ancho de todo el cuerpo lo que le hace más susceptible de sufrir compresión en algún punto de su recorrido.

SÍNTOMAS

  • Es un dolor punzante que desciende por la parte posterior o lateral del muslo hasta la parte inferior de la pierna y el pie.
  • Puede ir acompañado de una sensación de quemazón, hormigueo, adormecimiento o debilidad.
  • En algunos casos, el dolor es tan intenso que dificulta la movilidad, y suele empeorar al inclinarte, toser, estornudar o sentarte.

ALIVIO Y PREVENCIÓN

  • Como norma general, tras dos días de reposo el ejercicio físico moderado es bueno para prevenir y combatir el dolor ciático. Especialmente el ejercicio dirigido a fortalecer los músculos del tronco.
  • En la mayoría de los casos es también bueno estirar los músculos isquiotibiales ya que cuando están acortados aumentan la tensión en la parte inferior de la espalda y muchas veces empeoran, o hasta causan, algunas de las afecciones que llevan a la ciática.
  • Pero dado que las causas del ataque de ciática pueden ser muy diversas, los ejercicios deberán ir siempre adaptados a la causa de esta patología por lo que deberá ser siempre el especialista el que los prescriba.

Ignacio Nájera. Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

Escoliosis: prevención y tratamiento

 

Con la escoliosis la columna se tuerce hacia un lado y las vértebras suelen rotar, produciendo una deformación de la caja torácica. Con medidas como el ejercicio físico se puede prevenir antes de que aparezca, pero en la adolescencia habrá que recurrir a corsés y/o cirugía.

Ignacio Nájera. Gerente de ortopedia Orto-Center. Madrid

 

OSTEOPOROSIS VERTEBRAL: TRATAMIENTO ORTÉSICO

 

TRATAMIENTO ORTÉSICO DE LA OSTEOPOROSIS VERTEBRAL

Las fracturas vertebrales plantean un serio problema de salud para la población afectada, no sólo por sus complicaciones a largo plazo, que ahora veremos, sino porque dichas fracturas suelen pasar inadvertidas, haciendo aún más graves las consecuencias de las mismas.

Efectivamente, el dolor agudo provocado por las fracturas vertebrales es interpretado por el paciente como algo inherente al proceso de envejecimiento y como el dolor, en muchos casos es soportable y remite, el paciente vuelve a la normalidad sin saber que ha sufrido una fractura. Dos tercios de estos pacientes nunca son vistos por un médico cuando la fractura es aguda, descubriéndose más tarde una pérdida de estatura o una deformidad cifótica. El problema es que el encorvamiento o cifosis de la espalda provoca un círculo vicioso que facilita el colapso o acuñamiento de otras vértebras. La prevalencia de deformidad vertebral en mujeres mayores de 50 años es del 25%.

COMPLICACIONES DE LAS FRACTURAS VERTEBRALES

El acuñamiento y/o aplastamiento vertebral produce un encorvamiento (cifosis) de la espalda, lo que tiene varias consecuencias:

  • Al reducir la capacidad torácica se reduce la función respiratoria. Hay estudios que acreditan un incremento de mortalidad por enfermedad pulmonar en este tipo de pacientes.
  • También puede quedar comprimido el estómago, produciendo una forzada sensación de saciedad y la consiguiente pérdida de peso.
  • La deformidad resultante puede provocar una pérdida de autoestima así como un carácter más aprensivo, lo que en ambos casos puede complicarse con una depresión.
  • Cuando el dolor no puede ser correctamente mitigado con analgésicos u órtesis, requiere hospitalización y la estancia en cama una pérdida adicional de masa ósea.
  • Al dolor agudo provocado por la fractura se le suma el dolor crónico por la artrosis, micro fracturas recurrentes y fatiga muscular por la postura cifótica.
  • La buena noticia es que rara vez tiene consecuencias neurológicas, es decir, que no suele haber una compresión medular.

Ante este panorama está claro que cuando se trata de la osteoporosis lo mejor es prevenir,(ver artículos anteriores) pero una vez que se instaura la enfermedad hay que tratarla de la mejor manera posible.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO DE LA OSTEOPOROSIS VERTEBRAL

Los procedimientos más comunes son vertebroplastia y cifoplastia y consisten en inyectar cemento en la vértebra colapsada para que recupere su forma y consistencia. Para más información consultar en páginas especializadas.

TRATAMIENTO ORTÉSICO DE LA OSTEOPOROSIS/ FRACTURA VERTEBRAL

Las ortesis de columna existentes en el mercado no revierten las fracturas provocadas por esta patología y tampoco la pérdida de hueso pero si contribuyen a mitigar el dolor y detener o al menos ralentizar la deformidad de la columna afectada por la pérdida de hueso. A continuación describimos brevemente las principales órtesis existentes en el mercado:

  • Marco de hiperextensión de Jewett. Es una estructura metálica que presiona por la espalda las vértebras dorsal 12 y lumbar 1 y por delante se apoya en el esternón y la sínfisis púbica (el hueso que hay en la zona del pubis).De esta forma consigue “estirar” la lordosis o curva lumbar aliviando la presión y el dolor en esa zona. Es una órtesis algo fastidiosa y sólo sirve para fracturas en la D12 y L5 pero funciona.
  • El Spinomed es un body con un bolsillo interior en la espalda que alberga una placa de aluminio a la que se le da previamente la forma de la espalda de la paciente. La placa de aluminio viene a hacer las veces de guía o tutor para la columna evitando que siga “encorvándose”. El Spinomed se confecciona a medida y es bastante bien aceptado por las pacientes. El ser un body es un inconveniente en el caso de que la paciente sufra pérdidas de orina.
  • El corsé de termoplástico a medida. Actua ejerciendo presión en tres puntos: zona pélvica posterior, zona dorsal debajo de las escápulas y en la parte anterior, con lo que aumenta la presión abdominal. De esta manera se produce una relajación muscular y un alivio del dolor.

Existen otros muchos tipos de órtesis, entre ellas muchas fajas semirrígidas pero hemos visto las más usadas en fracturas osteoporóticas de columna. Siempre es el especialista el que decide cuál es la más adecuada, teniendo en cuenta la edad, y el estado del paciente, el tipo de fractura, la necesidad de inmovilización etc.

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia Orto-Center

Escoliosis postural

 

 

Vigile las posturas de su hijo, sobre todo durante la adolescencia. Una mala posición de la espalda puede desembocar en una escoliosis anatómica. En cualquier caso, diagnosticada a tiempo puede ser corregida con ejercicios especifícos o en su caso con un corsé ortopédico. Consulte con su médico.

Ignacio Nájera. Gerente de Ortopedia Orto-Center. Madrid

La Faja Laboral protege tu espalda

 

Si esporádicamente levanta algún peso, hágalo flexionando los pies y con la espalda recta. Ahora bien. si en su trabajo realiza frecuentes esfuerzos físicos, proteja su espalda con una faja laboral, pero solo cuando los lleve a cabo, ya que su uso continuado debilita la musculatura. De este modo evitará lesiones, algunas tan molestas y complicadas de corregir como las hernias de disco.

Ignacio Nájera. Gerente de Ortopedia Orto-Center. Madrid