Archivo de la categoría: extremidad inferior

LOS AMORTIGUADORES DEL CUERPO HUMANO PARTE I

LOS INCONVENIENTES DE DEJAR DE SER CUADRÚPEDO

Hace más de un millón de años la selva africana se empezó a secar y se fue convirtiendo en sabana. Nuestros ancestros tuvieron que bajar de los árboles para buscar comida y tendieron a ponerse de pie con creciente frecuencia para poder otear comida y depredadores en el horizonte. La posición sobre dos patas evolucionó de ocasional a permanente y ello planteó varios retos: uno es el equilibrio y otro, el que aquí nos ocupa, fue la necesidad de amortiguar un peso que se concentró en dos patas menos que antes.

En este punto la selección natural entró en juego y en muy poco tiempo el cuerpo de los homínidos fue encontrando medios para solventar este inconveniente.

LA PLANTA DEL PIE: EL PRIMER AMORTIGUADOR DE LA HISTORIA

Sí, mucho antes de que Henry Ford y otros fabricantes diseñasen ballestas para dotar de amortiguadores a sus automóviles, los huesos de nuestros ancestros evolucionaron hacia una ballesta invertida y articulada: el arco plantar.

El arco plantar tiene forma de ballesta invertida y, al igual que ésta, tiene la propiedad de deformarse hacia abajo y recuperar su forma, absorbiendo de esta manera los impactos del terreno. En el cuerpo humano esta función protege todo el aparato locomotor, especialmente la rodilla.

¿CÓMO PREVENIR EL PIE PLANO DE MI HIJ@?

¿QUÉ ES UN PIE PLANO?

Básicamente, en un pie plano se observa una mala colocación de los huesos del pie:

  • El calcáneo (talón se vuelca hacia dentro)
  • El arco interno se cae, de modo que la cabeza del astrágalo, el maléolo tibial y el escafoides se van hacia el suelo.

En este proceso puede jugar un papel importante un insuficiente desarrollo de los músculos del pie y un calzado inadecuado.

¿CÓMO SE PREVIENE?

Para prevenir la aparición del pie plano en los niños es preciso dos cosas:

-Potenciar aquellos deportes o ejercicios que potencien los músculos del pie, tal como andar de puntillas, andar sobre los talones, coger un lápiz con los dedos del pie etc.

-Proporcionar al niño desde el principio un calzado adecuado que favorezca un correcto funcionamiento de las articulaciones del pie.

  • El contrafuerte del zapato (la parte de detrás del talón) ha de ser rígido para que esté sujeto.
  • La parte delantera del calzado ha de ser flexible para favorecer la articulación metatarso-falángica.
  • El zapato ha de ser lo suficientemente holgado para favorecer el desarrollo de los dedos.

¿CÓMO ESCOJO LA TALLA DE CALZADO DE MI HIJO?

Cuando compramos calzado para nuestros hijos pequeños siempre nos asalta la preocupación de acertar con el tamaño adecuado. No queremos que se le quede pequeño al mes pero tampoco deseamos que el pie le vaya bailando dentro del zapato porque al no ir bien sujeto pueden producirse torceduras y/ o roces.

Por eso, a fin de evitar pasarnos o no llegar, proponemos un sencillo truco para quedarnos en el punto medio, que es donde está la virtud:

  • Hay que abrir bien el zapato y quitar los cordones si los tiene.

Entre la puntera del zapato y el dedo más largo del niño debe caber el dedo gordo (a lo ancho) de la mano del padre o la madre.

MI MANERA DE GASTAR EL CALZADO. ¿ES NORMAL?

Mucha gente viene preocupada a nuestra consulta comentando que gastan la parte externa de los tacones del zapato y se preguntan si eso es normal.

La respuesta se encuentra en la evolución de las especies. Nos explicamos:

Cuando los antecesores del ser humano pasaron de ser cuadrúpedos a bípedos, se encontraron con que con esta postura ganaban campo de visión pero perdían equilibrio y una de las respuestas evolutivas para ganar estabilidad consistió en caminar con las caderas ligeramente rotadas hacia afuera. De esta manera, al andar con los pies hacia afuera se gana superficie de sustentación y con ello se pierde menos el equilibrio. Por tanto los seres humanos que andaban a las diez menos diez tenían mejor índice de supervivencia que los que andaban a las doce en punto.

La gran mayoría de la gente camina con los pies ligeramente rotados hacia afuera y ello hace que el apoyar el talón la parte del zapato que impacta primero en el suelo sea el tacón externo. Por tanto es lógico que se gasten más por esa zona.

TACONES… ¿LEJANOS? 1ª PARTE

Recurrimos a este famoso título de la filmografía de Pedro Almodóvar para hacer una pregunta retórica: ¿Son los tacones algo necesariamente malo que hay que desterrar? ¿Son buenos para algo? ¿En qué medida?

En otras ocasiones hemos hablado de este tema, pero nunca habíamos comentado en qué casos los tacones no sólo no son malos sino incluso muy deseables. Echemos un vistazo a esto.

LAS RODILLAS SE ME VAN HACIA ATRÁS…

Las rodillas, normalmente, están ligeramente flexionadas hacia delante, unos 5 grados. Esto es un rasgo evolutivo que mantiene la rodilla lista para doblarse y amortiguar en cualquier momento…

… pero hay algunas personas que tienen las rodillas flexionadas hacia detrás. Esto es muy malo porque acelera el desgaste de la articulación y termina siendo doloroso…

…en estos casos los tacones son muy deseables porque el cuerpo, para mantener el equilibrio, automáticamente sitúa las rodillas hacia delante, evitando el recurvatum de rodilla.

Pero hablamos de tacones moderados; hasta 4 cm. Tacones más altos acarrearían otros problemas.

TENGO PIE GRIEGO: ¿ESTOY BENDECIDO POR LOS DIOSES O TENGO UN PROBLEMA?

Como se aprecia en la foto de la escultura griega, el segundo dedo del pie es más largo que el dedo gordo. Los escultores clásicos representaban a sus dioses con este tipo de pies, pero más allá de sus gustos estéticos o alguna creencia mítica, lo cierto es que este pie no es mayoritario ni en Grecia ni en ningún país mediterráneo. Sólo el 14% de la población mediterránea tiene  el segundo dedo más largo que el primero.

¿SUPONE UN PROBLEMA?

El pie griego no es necesariamente problemático pero puede llegar a serlo dependiendo del calzado que usemos:

  • En el caso de los hombres, cuando estamos en la zapatería probándonos los zapatos que vamos a comprar, solemos comprobar que el dedo gordo no choque. En el caso de tener pie griego  conviene hacer lo mismo con el segundo dedo porque si éste choca, con el tiempo se convertirá en un dedo en martillo.
  • Para las mujeres llevar zapato de tacón puede convertirse en algo doloroso con igual riesgo de desarrollar un dedo en martillo.
  • Al ser más largo el segundo dedo, es el que soporta una mayor presión a la hora de flexionar y andar. En caso de ser muy largo puede terminar siendo doloroso.

EL CONSEJO

Conviene usar calzado cómodo y suficientemente ancho, que no deje los dedos aprisionados ni el pie especialmente oprimido. 

  • No usar zapatos puntiagudos.
  • Usar plantillas blandas para garantizar una correcta amortiguación del peso del cuerpo, 
  • Si ya se tienen dolores, acudir al traumatólogo para revisión.

ME HA SALIDO UN BULTO EN LA PLANTA DEL PIE ¿ES UN TUMOR?

Un buen día reparo que me aparece un pequeño nódulo en la planta del pie, de uno o dos centímetros de diámetro. Al principio no duele. Pero con el tiempo empieza a crecer y termina causando dolor, especialmente cuando afecta al tejido nervioso. Entonces empiezo a preguntarme si se trata de un tumor.

Voy al médico y me tranquiliza: no es un tumor. Se trata de la:

FIBROMATOSIS PLANTAR

La fibromatosis plantar es una excrecencia no cancerosa (benigna) del tejido conjuntivo en la planta del pie (la fascia plantar). En la fibromatosis plantar, se desarrollan bultos en la planta del pie, que son más evidentes cuando el dedo gordo se estira hacia atrás y el pie se dobla hacia arriba contra la pierna. Aunque de causa desconocida, se ha asociado a la existencia de traumatismos repetidos en la región plantar y otras enfermedades como la diabetes mellitus

TRATAMIENTO

El tratamiento conservador de la fibromatosis plantar consistirá en:

  • Terapia infiltrativa con corticoides para disminuir el tamaño del nódulo.
  • Ortesis plantar personalizada para disminuir la presión sobre  el fibroma. 
  • Ondas de choque, entre otros. 

Pero cuando existe una sintomatología dolorosa persistente y no ha tenido éxito el tratamiento conservador estará indicada la extirpación quirúrgica, en algunos casos puede haber recidivas.

CUANDO UNAS PLANTILLAS ORTOPÉDICAS SALVARON LA CARRERA DE RAFA NADAL

En 2005 Rafa Nadal sufrió una lesión en su pie izquierdo que estuvo a punto de retirarle de los circuitos del tenis. ¿Qué fue lo que ocurrió? Se trataba de una rara enfermedad que se gesta en la niñez y que afecta al hueso escafoides: la enfermedad de Muller-Weiss.

¿QUÉ ES EL ESCAFOIDES? ¿QUÉ LE PASÓ A RAFA NADAL?

El arco del pie, al igual que los arcos romanos, tiene dovelas que lo conforman, y el escafoides es precisamente la dovela clave, es decir aquella sobre la que apoyan las demás. Si falla el escafoides el arco del pie colapsa.

Si por alguna razón el escafoides es más blando que los huesos que lo rodean (mal riego sanguíneo, retraso en la mineralización…), la presión de los huesos vecinos (astrágalo y cuñas) termina deformándolo y se hace doloroso. Eso es lo que le pasó a Rafa Nadal, no podía jugar al tenis del dolor.

SOLUCIÓN: PLANTILLAS

Si el escafoides falla, habrá que apuntalarlo con una buena plantilla a medida. Así es como Rafa Nadal pudo volver  a los circuitos.

Enfermedad de Severs: a mi hijo le duelen los talones cuando hace deporte

Comienza el curso y el chaval retoma con entusiasmo sus actividades deportivas (futbol, baloncesto…) pero de pronto empieza a cojear y se queja de que le duele al talón.  En algunos casos hasta se hincha o enrojece esta parte del pie…

CAUSAS

Durante la preadolescencia (de 8 a 10 años en niñas de 10 a 12 en niños), antes del gran estirón, la primera parte del cuerpo que crece totalmente es el pie y lo que ocurre a veces es que músculos y tendones se han quedado pequeños en relación a este miembro, de modo que el tendón de Aquiles tira del talón con especial tensión. 

Precisamente por ello, esta enfermedad no existe más allá de los 15 años cuando el talón ha terminado de crecer. Ahora bien

¿SE PUEDE PREVENIR/TRATAR?

  • Es importante hacer estiramientos para mantener buena flexibilidad en el tendón de Aquiles y los gemelos.
  • Usar zapatos una suela que absorba bien los impactos.
  • Evitar correr sobre superficies duras y usar taloneras goma para amortiguar impactos.,
  • Poner hielo en el talón después de la actividad deportiva.
  • Si tiene pies planos o cavos conviene usar plantillas a medida
  • Reducir la actividad que cause el dolor
  • Tratamiento analgésico indicado por el médico
  • Reanudar la actividad sólo cuando haya desaparecido el dolor.