Archivo de la categoría: extremidad inferior

LAS LESIONES DEL ESQUÍ

FACTORES QUE FAVORECEN LAS LESIONES AL ESQUIAR

  • Ser mujer: el aparato locomotor de las mujeres es algo más frágil por lo que éstas tienen mayor riesgo de sufrir lesiones, sobre todo la rotura del ligamento cruzado anterior.
  • La falta de preparación física, especialmente en lo que concierne al fortalecimiento del cuádriceps y otros músculos del tren inferior.
  • La falta de experiencia y/ o técnica, en especial cuando se bajan pistas negras de mayor complejidad.
  • El cansancio hace que la técnica se ejecute peor.
  • Ir mal equipado: sin casco, con las ataduras en mal estado…
  • Falta de hidratación: una buena hidratación confiere a los músculos y tendones mayor elasticidad.
  • Mala calidad de la nieve: excesivamente helada puede aumentar el número y dureza de las caídas. La nieve primavera, excesivamente pastosa, ofrece mucha resistencia cuando se rota la rodilla.

LAS LESIONES COMUNES DEL ESQUIADOR

  • Ligamento cruzado anterior se produce al forzar una rotación de la rodilla cuando el esquiador cae hacia atrás. Es la lesión más común.
  • Ligamento lateral interno, provocada al caer con la rodilla girada hacia el interior.
  • La rotura de menisco ocurre cuando al caer y realizar un giro de la articulación, no saltan las fijaciones y los esquíes quedan anclados en la nieve.
  • El llamado “pulgar del esquiador”, una lesión causada cuando la correa del bastón se engancha con el dedo pulgar y produce un hiper extensión del ligamento. Si la hiperextensión es muy violenta puede causar una fractura de muñeca.
  • Luxación de hombro. Sucede cuando se cae sobre el mismo, cargando todo el peso y la energía cinética sobre la articulación.

Me ha salido un bulto detrás de la rodilla

¿Qué es un quiste poplíteo?

Un quiste poplíteo (o quiste de Baker ) es un bulto o tumoración que se forma detrás de la rodilla por acumulación de líquido sinovial proveniente de esta articulación.

Este bulto en la zona posterior puede aparecer de manera progresiva e inadvertida, o bien de manera relativamente repentina (pocos días) y ser molesto o incluso doloroso por la presión que ejerce en la zona.

¿Qué causa un quiste de poplíteo?

En los adultos jóvenes son producidos en la mayoría de los casos por traumatismos con posterior lesión en los ligamentos de la rodilla o por ruptura en el cartílago del menisco. En pacientes de más edad, no obstante, la enfermedad asociada es sobre todo artrosis (53%) seguida de artritis reumatoide 20%), según datos publicados por los reumatólogos del Hospital La Paz de Madrid E. de Miguel, T. Cobo y E. Martín- Mola.

Tratamiento

Generalmente no requieren tratamiento a menos que sean sintomáticos. A menudo, el descanso y la elevación de las piernas son todo lo que se necesita. Si es necesario, el quiste se puede aspirar para reducir su tamaño, luego se inyecta un corticosteroide para reducir la inflamación. La incisión quirúrgica se reserva para los quistes que causan molestias significativas.

¿PADEZCO UN FASCITIS INCURABLE? NO, ES QUE PARECE FASCITIS Y NO LO ES.

Hay gente diagnosticada de fascitis plantar que está en tratamiento durante años sin experimentar ninguna mejora. Tampoco la cirugía es eficaz. Eso ocurre porque hay un raro síndrome (llamado de Baxter, en honor a su descubridor) que presenta una sintomatología parecida, pero tiene un origen y una solución diferente.

SEMEJANZAS ENTRE FASCITIS Y BAXTER

La fascitis consiste en la inflamación del tendón del músculo flexor corto del dedo gordo del pie. Muy a menudo duele en la inserción con el hueso calcáneo. Muy cerca de ese tendón, pasa la primera rama del nervio plantar y en raras ocasiones queda presionada al pisar y cursa con dolor. Por tanto, la fascitis es un tipo de inflamación muscular y el síndrome de Baxter es un problema neuropático

CÓMO DIFERENCIARLOS

Cuando se sufre un síndrome de Baxter el paciente suele ser incapaz de separar el dedo pequeño del resto del pie.

La solución es médico quirúrgica. Por tanto, si a usted le duele la cara interna del talón y no puede mover el quinto dedo del pie la solución no es en principio ortopédica.

SI JUEGAS AL FÚTBOL, AL TENIS, AL BALONCETO O AL GOLF…TEN CUIDADO CON TUS SESAMOIDEOS

¿QUÉ SON?

Un hueso sesamoideo es un hueso incrustado en un tendón. En el pie normal, los huesos sesamoideos son dos huesos en forma de media luna que se localizan en la región metatarsiana, debajo de la articulación del dedo gordo. El sesamoideo interior o medial se denomina tibial y el exterior o lateral se conoce como peroneal.

¿PARA QUÉ SIRVEN?

  • Durante la fase de propulsión de la pisada, cuando sólo tocan el suelo los dedos del pie, y el talón está levantado, los sesamoideos funcionan como una polea para los tendones, ayudando al dedo gordo a ejercer su función de palanca. 
  • Los huesos sesamoideos son unos cojinetes que ayudan a soportar la presión que se ejerce sobre el primer metatarsiano al caminar, correr y saltar.

CAUSA DE LAS SESAMOIDITIS

La sesamoiditis se puede producir por:

  • Actividades de impacto en la región metatarsiana, como correr, jugar baloncesto, fútbol, golf, tenis y ballet. 
  • Es frecuente en las personas con juanetes o con rotación interna del primer metatarsiano.
  • El uso frecuente de zapatos de tacón alto puede causar sesamoiditis.
  • La falta grasa en la almohadilla plantar priva a esa zona anatómica de una deseable amortiguación.

SÍNTOMAS Y DIAGNÓSTICO

La sesamoiditis. Es una inflamación crónica en los huesos sesamoideos y los tendones implicados con dichos huesos. A menudo, se manifiesta con un dolor sordo y largo debajo de la articulación del dedo gordo. El dolor aparece y desaparece y ocurre generalmente con ciertos zapatos o ciertas actividades.

El diagnóstico corresponde en todo caso al especialista.

TRATAMIENTO

El tratamiento no quirúrgico incluye desde antiinflamatorios, fisioterapia o ultrasonidos.

Las plantillas ortopédicas son un medio eficaz para descargar la presión en la articulación del dedo gordo del pie y por ende en los sesamoideos, aliviando y/o eliminando el dolor.

Los zapatos con suela delgada y dura pueden exacerbar esta patología. Normalmente evitar su uso elimina o mejora el dolor.

¿QUÉ ZAPATOS PRODUCEN DOLOR?

INTRODUCCIÓN

Los zapatos, desde antiguo, han servido para proteger los pies, de heridas, picaduras, mordeduras, cortes, suciedad e infecciones. Pero más allá de sus beneficios, el calzado, dependiendo de cómo esté diseñado, puede ser nocivo para ciertos tipos de pies. Por eso nos parece que la manera más práctica de aproximarnos a esta cuestión es enumerar tipos de zapatos y ver para qué son buenos o malos.

LOS ZAPATOS DE TACÓN

El tacón no es necesariamente malo. Como hemos dicho en otros artículos, tres o cuatro centímetros es saludable, pero los tacones de más de 5 centímetros desplazan el peso del cuerpo hacia las cabezas de los metatarsos, produciendo o agravando el dolor y/o la deformidad.

LAS BAILARINAS

Estos sencillos y bonitos zapatos apenas sujetan el pie. Su fina y dura suela no lo aísla del suelo.

LOS ZAPATOS ESTRECHOS Y/ O PUNTIAGUDOS

La estrechez o no de un zapato depende del pie de cada uno. Un pie longuilíneo puede tolerar un zapato angosto pero un pie ancho apenas podrá soportar un zapato relativamente ancho. Las punteras agudas a menudo exacerban la estrechez del calzado. Y las puntas muy estrechas provocan deformidad en los dedos y disminuyen la base de sustentación del pie haciéndolo más inestable.

LOS MBT

Este tipo de calzados se diseñó para evitar “el pie diabético”, es decir las heridas en el talón y dedos de este tipo de pacientes. El diseño en balancín de la suela evita que estas  partes presionen contra el suelo. Pero lo que es bueno para el diabético no lo es para el resto de la población porque esta suela provoca un exceso de tensión en la musculatura del arco plantar.

CALZADO EXCESIVAMENTE BLANDO

Estos zapatos (por ejemplo los 24 horas) se caracterizan por ser muy blandos y flexibles, lo que les hace parecer muy cómodos nada más calzárselos. Pero la falta de sujeción del pie y el tobillo a menudo es perjudicial porque exacerba los problemas ya existentes, como un pie valgo, arco caído, etc.

LOS AMORTIGUADORES DEL CUERPO HUMANO PARTE I

LOS INCONVENIENTES DE DEJAR DE SER CUADRÚPEDO

Hace más de un millón de años la selva africana se empezó a secar y se fue convirtiendo en sabana. Nuestros ancestros tuvieron que bajar de los árboles para buscar comida y tendieron a ponerse de pie con creciente frecuencia para poder otear comida y depredadores en el horizonte. La posición sobre dos patas evolucionó de ocasional a permanente y ello planteó varios retos: uno es el equilibrio y otro, el que aquí nos ocupa, fue la necesidad de amortiguar un peso que se concentró en dos patas menos que antes.

En este punto la selección natural entró en juego y en muy poco tiempo el cuerpo de los homínidos fue encontrando medios para solventar este inconveniente.

LA PLANTA DEL PIE: EL PRIMER AMORTIGUADOR DE LA HISTORIA

Sí, mucho antes de que Henry Ford y otros fabricantes diseñasen ballestas para dotar de amortiguadores a sus automóviles, los huesos de nuestros ancestros evolucionaron hacia una ballesta invertida y articulada: el arco plantar.

El arco plantar tiene forma de ballesta invertida y, al igual que ésta, tiene la propiedad de deformarse hacia abajo y recuperar su forma, absorbiendo de esta manera los impactos del terreno. En el cuerpo humano esta función protege todo el aparato locomotor, especialmente la rodilla.

¿CÓMO PREVENIR EL PIE PLANO DE MI HIJ@?

¿QUÉ ES UN PIE PLANO?

Básicamente, en un pie plano se observa una mala colocación de los huesos del pie:

  • El calcáneo (talón se vuelca hacia dentro)
  • El arco interno se cae, de modo que la cabeza del astrágalo, el maléolo tibial y el escafoides se van hacia el suelo.

En este proceso puede jugar un papel importante un insuficiente desarrollo de los músculos del pie y un calzado inadecuado.

¿CÓMO SE PREVIENE?

Para prevenir la aparición del pie plano en los niños es preciso dos cosas:

-Potenciar aquellos deportes o ejercicios que potencien los músculos del pie, tal como andar de puntillas, andar sobre los talones, coger un lápiz con los dedos del pie etc.

-Proporcionar al niño desde el principio un calzado adecuado que favorezca un correcto funcionamiento de las articulaciones del pie.

  • El contrafuerte del zapato (la parte de detrás del talón) ha de ser rígido para que esté sujeto.
  • La parte delantera del calzado ha de ser flexible para favorecer la articulación metatarso-falángica.
  • El zapato ha de ser lo suficientemente holgado para favorecer el desarrollo de los dedos.

¿CÓMO ESCOJO LA TALLA DE CALZADO DE MI HIJO?

Cuando compramos calzado para nuestros hijos pequeños siempre nos asalta la preocupación de acertar con el tamaño adecuado. No queremos que se le quede pequeño al mes pero tampoco deseamos que el pie le vaya bailando dentro del zapato porque al no ir bien sujeto pueden producirse torceduras y/ o roces.

Por eso, a fin de evitar pasarnos o no llegar, proponemos un sencillo truco para quedarnos en el punto medio, que es donde está la virtud:

  • Hay que abrir bien el zapato y quitar los cordones si los tiene.

Entre la puntera del zapato y el dedo más largo del niño debe caber el dedo gordo (a lo ancho) de la mano del padre o la madre.

MI MANERA DE GASTAR EL CALZADO. ¿ES NORMAL?

Mucha gente viene preocupada a nuestra consulta comentando que gastan la parte externa de los tacones del zapato y se preguntan si eso es normal.

La respuesta se encuentra en la evolución de las especies. Nos explicamos:

Cuando los antecesores del ser humano pasaron de ser cuadrúpedos a bípedos, se encontraron con que con esta postura ganaban campo de visión pero perdían equilibrio y una de las respuestas evolutivas para ganar estabilidad consistió en caminar con las caderas ligeramente rotadas hacia afuera. De esta manera, al andar con los pies hacia afuera se gana superficie de sustentación y con ello se pierde menos el equilibrio. Por tanto los seres humanos que andaban a las diez menos diez tenían mejor índice de supervivencia que los que andaban a las doce en punto.

La gran mayoría de la gente camina con los pies ligeramente rotados hacia afuera y ello hace que el apoyar el talón la parte del zapato que impacta primero en el suelo sea el tacón externo. Por tanto es lógico que se gasten más por esa zona.

TACONES… ¿LEJANOS? 1ª PARTE

Recurrimos a este famoso título de la filmografía de Pedro Almodóvar para hacer una pregunta retórica: ¿Son los tacones algo necesariamente malo que hay que desterrar? ¿Son buenos para algo? ¿En qué medida?

En otras ocasiones hemos hablado de este tema, pero nunca habíamos comentado en qué casos los tacones no sólo no son malos sino incluso muy deseables. Echemos un vistazo a esto.

LAS RODILLAS SE ME VAN HACIA ATRÁS…

Las rodillas, normalmente, están ligeramente flexionadas hacia delante, unos 5 grados. Esto es un rasgo evolutivo que mantiene la rodilla lista para doblarse y amortiguar en cualquier momento…

… pero hay algunas personas que tienen las rodillas flexionadas hacia detrás. Esto es muy malo porque acelera el desgaste de la articulación y termina siendo doloroso…

…en estos casos los tacones son muy deseables porque el cuerpo, para mantener el equilibrio, automáticamente sitúa las rodillas hacia delante, evitando el recurvatum de rodilla.

Pero hablamos de tacones moderados; hasta 4 cm. Tacones más altos acarrearían otros problemas.