Olor a pies (Algo huele a podrido en Dinamarca)

JesúsPerdón por la broma, pero por desgracia el olor a pies puede ser tan desagradable para el que lo padece, como para el que lo sufre. Los pies son una parte importante de tu cuerpo. Sin ellos, no podrías mantenerte erguido, caminar ni hacer carreras. De hecho, tus pies trabajan tan duro que a veces transpiran y pueden oler mal.

El porqué del olor a pies: 

¿Quién no ha estado en algún sitio cerrado, como el metro, y de repente un olor desagradable, incluso nauseabundo, le golpea  y mira al sospechoso de reojo con cara de asco?

olor-a-pies-naurisima-orgLas culpables son  unas bacterias  que habitan en pies y zapatos.  A estos “bichos” diminutos  les encantan los lugares húmedos y oscuros como el interior de unos zapatos sudados. Las bacterias se multiplican con el sudor, de modo que, si no se usan calcetines, se reproducen a gran velocidad. Con las condiciones adecuadas, las bacterias se pueden dar un buen atracón en los pies alimentándose de las células muertas y de los aceites de la piel. Cuando encuentran el ambiente adecuado las colonias de bacterias crecen y empiezan a eliminar productos de desecho en forma de ácidos orgánicos. Son estos ácidos orgánicos los que huelen tan mal.

Pero, … ¿Qué se puede hacer con el olor a pies?

Generalmente no es necesario preocuparse. Pero si el olor de pies te molesta o molesta a quienes te acompañan, seguramente que quieras hacer algo. A veces no es fácil eliminarlo por completo, pero sí que se puede reducir de una forma notable.  Lo que está claro es, que cuanto menos se suda, menos olor hay.

Entonces, ¿qué hacer para eliminar el olor a pies? Como dijimos antes, reduciendo la sudoración se reduce el olor.

He aquí unos consejos para mantener el olor a pies a raya:

  • Lavarse los pies cada día. Sumergirlos en una bañera y frotarlos bien es mejor que limitarse a dejar correr el agua de la ducha sobre ellos.
  • Secarse bien los pies después del lavado, sobre todo entre los dedos. Manteniendo los pies bien limpios y secos, las bacterias tendrán que buscar su comida en otro lugar.
  • No compartir zapatos ni toallas con otra gente. Si lo hicieras, te podrían contagiar las bacterias que provocan el mal olor de pies.
  • Utilizar unos calcetines adecuados. El algodón, el hilo, algunas lanas, bambú y unos tejidos especiales para deportistas absorben el sudor y permiten que los pies respiren.  Hay que ponerse calcetines limpios cada día y, cuando se humedezcan, cambiarlos.
  • Asegurarse de que el calzado no apriete en exceso. Si los zapatos quedan muy apretados, los pies sudarán más de lo normal.
  • Cambiarse de zapatos frecuentemente. Usar los mismos zapatos todos los días puede hacer que cojan más olor. Deja que se sequen durante un par de días antes de volverlos a utilizar. Cuando estés en casa, mantén tus pies limpios y anda descalzo para airearlos. Si mantienes los pies bien limpios y secos, ¡las bacterias tendrán que buscar su comida en otro lugar!
  • Matar los gérmenes. Usa algún espray desinfectante para matar las bacterias que contengan tus zapatos. El bicarbonato puede ser muy eficaz. También puedes lavarte los pies con jabón antibacteriano. Dejar los zapatos al sol también te puede ayudar.
  • Lavar el calzado siempre que sea posible. Algunas plantillas y algunos zapatos, sobre todo las zapatillas deportivas, son lavables. El lavado es genial para eliminar el olor y volver a tener unos zapatos que vuelvan a oler a limpios. Asegúrate de secarlos completamente antes de volverlos a utilizar.
  • Las plantillas ortopédicas de calidad suelen estar fabricadas con materiales que van impregnados con algún producto antifúngico o llevan forros de iones de plata que previenen la proliferación de bacterias. Consulta con nosotros en nuestro centro. Estaremos encantados de poderte ayudar.

pixabay.com            =        galeria-dibujos-net

Por último, una curiosidad. ¿Por qué los pies huelen a queso, y algunos quesos (no todos afortunadamente), huelen a pies?

La respuesta es muy sencilla, y es que, tanto en los quesos, como en los pies, existen una serie de  ecosistemas bacterianos muy similares y tan emparentados que incluso pueden llegar a ser de la misma especie de los que habitan en nuestros pies. Estos microrganismos, tanto los de los quesos como los de los pies terminan por producir una serie de metabolitos (algo así como las caquitas de estos bichejos) especialmente aromáticos, muy similares, por no decir idénticos, que son los que asociamos tanto al producto que nos comemos como a los castizamente llamados pinreles, especialmente a aquellos que no gozan de una buena  higiene.

Y antes de despedirme, quería dar las gracias a todos por la buena acogida de mi anterior artículo. Espero que éste, también sea de vuestro agrado. ¡Hasta pronto!

Jesus Rodriguez Leganés

Técnico orto protésico

5 pensamientos en “Olor a pies (Algo huele a podrido en Dinamarca)

  1. Alonso Moya

    Muy interesante. Siempre he tenido olor en los pies y estuve más tiempo buscando soluciones que pudieran quitar el olor y realmente donde tenía que mirar era en las causas. Nunca se me hubiera ocurrido que si las bacterias no tienen alimento se mueren. Genial. Gracias.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *