ESCOLIOSIS, EL ENEMIGO SILENCIOSO

Foto NachoCuando era adolescente di un gran estirón. Todo parecía ir bien. Me encontraba en la flor de la vida y de repente, con 17 años, un día de verano en la piscina, una técnica ortoprotésica me abrió los ojos. “¡Tienes una escoliosis tremenda! No me dolía nada,  pero tenía una deformidad apreciable en mi tórax. Días después el traumatólogo lo confirmaba: tenía una escoliosis dorsal de 30º y una pierna 1 cm más corta que la otra. Con casi 18 años mi esqueleto estaba ya mineralizado y no se podía corregir con un corsé. 30 años después sufro las consecuencias en forma de tendinitis, trocanteritis, etc.

¿CÓMO PREVENIR LA ESCOLIOSIS?

A) VIGILA EL CRECIMIENTO DE TUS HIJOS

La escoliosis suele aparecer en la adolescencia y en algunos casos antes, con 10 y 11 años. Estos consejos van dirigidos a que los padres hagamos un seguimiento de los hijos, especialmente si existen antecedentes familiares, debido al gran componente genético que tiene. Suele aparecer durante el “estirón” y podemos decir que el peligro ha pasado cuando el joven cumple 18 años porque el hueso ha “cristalizado” y ya no es moldeable/deformable. Esta vigilancia incluye:

1.- OBSERVAR SI TIENE DISMETRÍA.#escoliosis

El desnivel de piernas, caderas, puede ser la causa de la futura desviación de la columna, que se produce para compensar el desequilibrio y que la cabeza esté recta.

LAS PIERNAS

Observar si cuando se pone pantalones una pernera le queda más larga que la otra. Esto es un síntoma claro de que las piernas no son igual de largas. También se puede pintar con rotulador el pliegue que hace la pierna detrás de la rodilla (el hueco poplíteo) y distanciándonos un poco podremos ver si ambas marcas están al mismo nivel.

LAS CADERAS

Observar al niño/a en ropa interior y descalzo/a y apreciar a simple vista si las caderas están al mismo nivel.

2.- OBSERVAR LA COLUMNA

Con la espalda desnuda hacer que el niñ@ se agache y  toque el suelo con las manos manteniendo  las piernas estiradas. En esta posición se hacen visibles las vértebras bajo la piel y se ve si están bien  alineadas o por el contrario forman  una curva.

3.- ACUDIR AL TRAUMATÓLOGO

Si nota anomalías no dude en acudir al traumatólogo. Este profesional tiene la potestad de encargar y evaluar las pruebas diagnósticas pertinentes y salir de dudas.

 B) INCULCA A TUS HIJOS BUENOS HÁBITOS

QUE FORTALEZCAN LOS MÚSCULOS DE LA ESPALDA

El mejor deporte para ello es la natación pero hay ejercicios que se pueden hacer en casa. Esto será objeto de otro artículo.

QUE MANTENGAN POSTURAS ADECUADAS

Hay escoliosis posturales, que con el tiempo pueden generan verdaderas escoliosis anatómicas.

Ignacio Nájera García-Segovia

Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

https://es.linkedin.com/pub/ignacio-nájera/28/822/669

4 pensamientos en “ESCOLIOSIS, EL ENEMIGO SILENCIOSO

  1. Fernando

    Ignacio, este post nos ilustra sobre qué es la escoliosis y a pesar de su brevedad nos da algunos consejos muy útiles, pero ¿qué pasa con la lordosis y la cifosis? supongo que muchas de tus sugerencia serán igualmente válidas para estas dolencias, aunque te agradeceríamos que nos dijéses algo al respecto

    Responder
    1. Ignacio Nájera García_Segovia

      La cifosis se detecta a simple vista por la “chepa” característica. La escoliosis postural mencionada en el artículo, a menudo es una postura cifótica.
      La lordosis es más propia de gente mayor y a menudo es la causante del famoso lumbago. Pero dada la vocación breve de estos artículos, creo que es mejor abordar estos temas uno a uno y en otras ocasiones.

      Nacho

      Responder
  2. Pingback: VERANO Y JUEGOS DE AGUA I: NATACIÓN Y ZAMBULLIDA - Ortocenter Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *