VERANO Y JUEGOS DE AGUA I: NATACIÓN Y ZAMBULLIDA

Foto NachoEstamos todos ya impacientes por que lleguen las vacaciones para ir a descansar y mudar la piel en nuestro destino vacacional: toda una serie de diversiones nos esperan y no pocas de ellas son deportes más o menos relacionados con el agua, las piscinas y la playa. Sin ánimo de ser exhaustivos, nos proponemos hacer un repaso de algunas de las actividades recreativas más populares y analizar posibles  riesgos: ¡Agárrense fuerte!

NATACIÓN

Como todo el mundo sabe, la natación es quizás el deporte más completo y más sano que existe.

  • Con la natación se trabaja toda la musculatura del cuerpo (espalda, cuello, brazos piernas…) sin provocar impacto agresivo sobre las articulaciones, lo cual ayuda a preservarlas.
  • Especialmente Indicada en personas con patologías de espalda, porque ayuda a tonificar la musculatura sin suponer un fuerte estrés. Los que tenemos escoliosis mantenemos así la espalda sana y sin dolor
  • La pueden realizar personas de todas las edades durante todo el año, no solo durante los meses más calurosos, aunque el verano lo hace más fácil.
  • Regula la presión arterial.
  • Las profundas respiraciones que implica, producen relajación.
  • Libera grandes cantidades de endorfinas con el consiguiente aumento del bienestar y mejora del sueño.
  • Aumenta la masa ósea.

#natación pixabay.com

La manera más sana de practicar la natación requiere:

  • Meter la cabeza en el agua:
    • Para así poder llevar una respiración adecuada, lo que permite nadar mucho rato sin cansarse.
    • Para evitar tirones en los músculos cervicales.
  • Las piscinas depuradas con sal son mejores para la piel que las depuradas con cloro.
  • Ducharse antes de meterse en la piscina o el mar para evitar un cambio brusco de temperatura.

TIRARSE DE CABEZA

A mucha gente le encanta zambullirse en el agua, sobre todo cuando uno viene agobiado por el calor, el cuerpo pide arrojarse ansioso sobre el líquido elemento. A este respecto hay que hacer varias serias ADVERTENCIAS:

  • Es muy insano pasar bruscamente de 35 o 40 grados a 20-25 porque puede provocar:
    • Shock termo diferencial con vómitos, mareos e incluso parada cardíaca. Para evitar esto basta con darse una corta ducha antes de la zambullida.
    • Serias contracturas musculares si antes se ha estado practicando deporte intenso, por ejemplo tenis.
  • Es muy peligroso tirarse desde gran altura porque si no se domina bien la técnica puede provocar gravísimas lesiones medulares.
  • Explorar la profundidad antes de lanzarse. Comprobar que no hay rocas u otros bañistas u obstáculos en la zona.
  • #natación flickr.comEvitar lanzarse si el agua está turbia y no se puede comprobar si existen obstáculos o si la profundidad es adecuada.
  • En caso de lanzarse, se recomienda hacerlo de pie antes de hacerlo de cabeza. Una buena técnica para proteger cuello y cabeza consiste en colocar los brazos como prolongación del cuerpo.

En suma, intentemos que el verano sea abundante en chapoteo y minimizar el vapuleo.

Ignacio Nájera García-Segovia                                                                                                                  Gerente de ortopedia, Orto-Center, S.L.

https://es.linkedin.com/pub/ignacio-nájera/28/822/669

2 pensamientos en “VERANO Y JUEGOS DE AGUA I: NATACIÓN Y ZAMBULLIDA

    1. Ignacio Nájera García-Segovia

      Estimado internauta. Perdona que no haya contestado antes pero estaba de vacaciones en un remoto rincón y no tenia cobertura de internet. Me gustaría saber en que no estás de acuerdo. Seguro que algo aprenderé. Mi concepto de blog es una comunicación bidireccional y yo soy el primero que tengo mucho que aprender.

      Muchas gracias
      Ignacio Nájera

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *